Plan de Social Media: qué es y cómo hacer el tuyo [Guía 2020]

Autor Mailclick Redes sociales Deja un comentarioModificado 12 de marzo del 2020
Ilustración que muestra a un equipo de trabajado colaborando

En este artículo, te voy a contar en qué consiste un social media plan, por qué tu empresa debería crear uno para direccionar sus ideas de marketing y finalmente, cuáles son los pasos que debes seguir para construir, sin mucho esfuerzo, tu plan para el 2020. ¡Manos a la obra!

¿Qué es un plan de social media?

Un plan de redes sociales es un documento en donde se establecen, de forma ordenada y coherente, los parámetros, actividades, objetivos y métricas claves que, el equipo o la persona encargada de gestionar las redes sociales, debe tener presente al momento de usar estas plataformas.

 

¿Por qué tu empresa debería contar con uno?

Una de las razones más importantes para desarrollar un plan de social media es porque garantiza que tus canales de comunicación digitales se utilicen apropiada y estratégicamente.

Sin importar la persona o agencia que esté a cargo de la gestión de tus redes sociales, gracias a un social media plan, tus publicaciones no van a perder su línea editorial, gráfica y sobre todo sus objetivos a lo largo del tiempo.

Este documento te permite:

  1. Mantener todos tus procesos alineados con la misión, visión y los objetivos de tu empresa.
  2. Garantizar el cumplimiento de tus objetivos.
  3. Mejorar el retorno de la inversión en relación al objetivo.
  4. Aprovechar tus recursos.
  5. Mantener organizada la publicación de tus contenidos en redes sociales.

 

Pasos para crear un plan de social media

Infografía que muestra los pasos para un plan de social media

Un plan de redes sociales cuenta con una serie de pasos que debes seguir ordenadamente.

Durante este proceso, te recomiendo no perder de vista tu estrategia de redes sociales, ya que cada paso constituye un elemento para su implementación exitosa.

A continuación, te explicaré las actividades que debes realizar en cada paso:

 

1. Menciona los objetivos de tu estrategia

Los objetivos son los resultados que deseas alcanzar a través de acciones concretas en un tiempo determinado. Estos te ayudan a no perder de vista lo que quieres lograr, ni desperdiciar tus recursos (económicos y humanos) durante el proceso.

Si tu planificación en redes sociales no tiene definido cuáles son los objetivos que tu empresa desea lograr en redes sociales, ¿qué sentido tiene, después de todo, hacer un plan?, ¿sobre qué base estarías planificando?, ¿hacia dónde estarán dirigidos tus esfuerzos?

Por eso, el primer paso para crear un social media plan es definir los objetivos que esperas alcanzar mediante tus estrategias de redes sociales.

Para que estos estén bien redactados, procura hacerlos S.M.A.R.T tomando en consideración las siguientes premisas:

S (Specific): Tus objetivos deben ser específicos, claros y muy bien detallados.

M (Measurable): Tus objetivos deben poder medirse, es decir, poseer algún indicador que permita comparar resultados a futuro. Apóyate de los números, son los que se cuantifican con mayor facilidad.

A (Attainables): Tus objetivos tienen que ser 100% alcanzables. No te propongas nada que se escape de tus posibilidades.

R (Relevant): Relevancia también implica que los objetivos en el plan de redes sociales deben estar estrechamente relacionados con los objetivos generales y específicos de la empresa.

T (Time): Tus objetivos no pueden prescindir del factor tiempo. Sé específico/a con las fechas en las que deben cumplirse.

Te comparto ejemplo de objetivo para redes sociales:

Alcanzar 100 prospectos calificados mediante campañas publicitarias de generación de leads en Facebook durante todo el mes de enero del 2020 (31 días).

 

2. Establece una voz, un tono y un rol

Definir el lenguaje con el que comunicarás tus ideas y contenido en redes sociales, es muy importante para evitar transmitir un mensaje erróneo. Además, sirve para conectar con tu consumidor ideal y mantener los valores de tu empresa.

Cuando están claros los parámetros comunicacionales, la persona que gestione tus canales sociales conocerá y podrá emplear el estilo y las palabras adecuadas al redactar las publicaciones e interactuar con los usuarios.

En este sentido, es fundamental definir en tu plan de social media la voz, el tono y el rol que van a tener tus publicaciones y mensajes dentro de estas plataformas. Te explico en qué consisten estos conceptos:

Voz: se refiere a las cualidades que van a marcar el estilo de tus expresiones en redes sociales según los valores y objetivos de tu empresa.

Ejemplos de adjetivos para tu voz: inspiracional, natural,  empática, amable, profesional, técnica y directa.

Tono: es la forma en la que adaptas tu voz a los distintos contextos, canales y audiencias.

Ejemplos de tono según el contexto: general, personalizado, alegre, curioso, jovial y serio.

Rol: es la personalidad con la que quieres que el público te identifique en redes sociales.

Si tu marca en redes sociales fuese un personaje de película, ¿qué papel interpretaría?, ¿cuál sería su función dentro de estas plataformas?, ¿cumplirá el rol del amigo motivacional o el del educador que comparte sus lecciones de vida?

Para tomar este tipo de decisiones, pregúntate también:

  • ¿Cuál es el tono y la voz que usa tu audiencia para comunicarse?
  • ¿Cuáles son esas palabras que forman parte de su vocabulario?
  • ¿Cómo puedes apropiarte de ellas para generar puntos de encuentro?
  • ¿Con cuál rol se sienten identificados tus prospectos en redes sociales?

Haz que tus prospectos sientan que están conversando con una persona amable y empática, no con una marca que quiere mantener distancia con sus audiencias.

Lograr una auténtica relación con tu audiencia es posible si enfocas tu lenguaje en alcanzar esa meta y si defines una voz, tono y rol apropiado para dicho propósito.

 

3. Determina los canales

Actualmente existe una gran cantidad de redes sociales que puedes utilizar. Pero, ¿cuál es el mejor para tu marca? Aquí nuevamente entran en juego los comportamientos e intereses de tus prospectos potenciales.

Por ejemplo, si el modelo de negocio de tu empresa es B2B, probablemente los seguidores o clientes potenciales idóneos para ti, están en LinkedIn. En esta plataforma profesional podrías encontrar oportunidades de networking, crecimiento profesional e intercambio de información corporativa.

En este apartado debes identificar muy bien las redes sociales en la que tu empresa tendrá presencia y para las cuales crearás contenido. Cada red social se caracteriza por sus propias métricas y por el formato que deben tener sus publicaciones.

Para la elección guíate principalmente de lo siguiente:

  1. ¿Tus prospectos ideales en dónde suelen pasar el tiempo?, ¿qué redes sociales o profesionales usan y para qué las emplean?
  2. ¿Cuál es el objetivo que quieres alcanzar?, ¿esa red social te permitirá lograrlo?
  3. ¿Qué presupuesto cuentas para llevar a cabo tu plan?, ¿con base en ese presupuesto qué redes te conviene emplear que te brinden mayor retorno de la inversión?

 

 

4. Define tus KPI’s

Los KPIs son indicadores que te servirán para identificar si estás alcanzando tus objetivos.

Los más relevantes para medir tus estrategias son los KPIs de conversión, ya que te permiten saber cuando dichas acciones contribuyen a tus ventas e ingresos económicos. Te muestro algunos ejemplos:

  • Número de leads calificados que entraron a tu funnel de ventas mediante redes sociales.
  • Número de conversiones.
  • Porcentaje de conversión.
  • Porcentaje de clics (CTR) en un anuncio publicitario.
  • Costo por cada 100 impresiones (CPM).
  • Porcentaje de conversaciones mediante comentarios.
  • ROI.

Te recomiendo definir KPIs de conversión en tu plan de social media, ya que son las que verdaderamente importan para saber si tu estrategia en redes sociales va por buen camino.

 

5. Planea las actividades

En este apartado, debes establecer las acciones que tu equipo o community manager debe llevar a cabo para alcanzar el objetivo. Por ejemplo:

Objetivo: generar 15 prospectos calificados mensuales para los cursos y talleres.

Acciones guía:

  1. Incrementando el alcance entre los segmentos de interés
  2. Generando mayor interacción en grupos de nichos con nuestros prospectos idóneos

Acciones específicas por acción guía:

Relacionadas a: incrementar el alcance entre los segmentos de interés

  1. Se creará un anuncio semanal a cada segmento de interés. Se cuenta con $100 de presupuesto para inversión semanal.
  2. Se realizarán publicaciones acerca del tema 1, tema 2 y tema 3, cada martes y jueves. Se rotará el horario para publicar por la mañana un día y por la tarde/noche en otro.
  3. Se compartirán en grupos de nichos especializados en los que suelan interactuar nuestros prospectos idóneos.

Relacionadas a: generar mayor interacción en grupos de nichos de interés.

  1. Se creará un excel para llevar control de los grupos de interés.
  2. Se registrarán los grupos y las personas generadoras de conversación en dichos grupos.
  3. Se interactuará diariamente al menos con tres personas generadoras de conversación en dichos grupos, de forma natural: comentarios, me gusta, compartiendo enlaces útiles o de alguna otra forma que la ocasión amerite.
  4. Se registrará dicha actividad.
  5. Se compartirán publicaciones que se consideren relevantes para las personas con las que se está interactuando.

Procura que cada actividad se encuentre relacionada con un objetivo y acción guía, verás cómo tu plan tendrá lo necesario para ser exitoso.

 

6. Crea un calendario editorial

Un calendario editorial es un documento o herramienta en la que puedes planificar meses de contenido y establecer la fecha, la hora y el tipo de contenido que vas a publicar en cada red social.

Las preguntas que, idealmente, debe responder tu calendario es:

  1. Qué se hará
  2. En dónde se hará (en qué red social)
  3. Quién lo hará
  4. A qué hora se hará

Tener un calendario claro garantizará que no se pase por alto ninguna publicación, que tus actividades en redes sociales se cumplan según lo planificado y que puedas conectar con tu público objetivo en el momento correcto, con el contenido ideal.

Puedes construirlo en forma de calendario o en tablas, en donde cada columna corresponda a un elemento o puedes buscar alguna herramienta digital que te facilite la tarea.

Por ejemplo, puedes organizar las columnas de la siguiente manera:

  1. Fechas.
  2. Horas.
  3. Red social.
  4. Hashtags.
  5. Texto de la imagen.
  6. Descripción de la publicación.

Te muestro:

Ilustración que muestra el ejemplo de un calendario para social media

 

7. Establece un presupuesto

¿Cuánto estás dispuesto a invertir para que tu plan de social media se cumpla exitosamente? El monto que acabas de pensar, debe estar plasmado en forma de presupuesto.

Esto implica considerar gastos en nómina (redactor creativo, diseñador gráfico, community manager), equipos tecnológicos (smartphones, ordenadores, tablets), campañas publicitarias en redes sociales, suscripciones a herramientas de publicación, campañas de marketing de influencers, etc.

Pero no solamente tomes en cuenta tus costos, considera cómo funciona tu embudo de conversión y qué necesitas generar para alcanzar los objetivos.

Por ejemplo, si actualmente necesitas que te vean 1000 personas para que pregunten 10 y vendas un producto. ¿Cuánto necesitas lograr de alcance para vender los 5 productos que quieres vender por mes?, ¿cuánto necesitas invertir para lograrlo?

 

8. Monitorea tus resultados

Tu plan de redes sociales necesita estar en constante revisión, análisis y monitoreo para saber si los resultados se están logrando según lo planificado y si las métricas arrojan resultados positivos.

Muchos directores ejecutivos no están al tanto de la importancia que tiene el monitoreo de redes sociales y desconocen que un análisis de datos a tiempo, es clave para no perder tiempo ni dinero en acciones que no están funcionando.

Puedes monitorear las acciones y resultados en tus canales sociales a través de:

  1. Herramientas que, de forma interna, proporciona cada plataforma social como parte de su servicio a empresas.
  2. Software y aplicaciones externas, gratuitas o pagadas, mediante las que puedes recopilar datos en las diferentes redes sociales.

 

9. Reevalúa tu plan y tu estrategia

Luego de haber monitoreado los resultados, es momento de que consideres si a tu plan de social media es necesario hacerle ajustes. Las rectificaciones necesarias pueden estar relacionadas con los objetivos, canales, actividades y contenidos que fueron elegidos.

¡No te preocupes! Es normal que los cambios ocurran. Las redes sociales son muy dinámicas, la competencia cada vez es mayor y las actualizaciones de las plataformas puedan incidir en que la visión inicial, no sea la misma.

Para eso hiciste el ejercicio de medir y planear todo con anticipación. Ahora, es momento de sacarle provecho a tu interpretación de resultados y poner manos a la obra para los ajustes que realizarás en el plan de social media ejecutable en los siguientes meses.

 

Crea tu propio plan de social media exitoso

Hacer un plan de redes sociales es una excelente decisión. Es el punto de partida idóneo para que todos tus esfuerzos en redes sociales valgan la pena y sean 100% estratégicos.

En este documento debe quedar plasmado detalladamente, cómo llevarás a la práctica tu estrategia en redes sociales.

Cuando tu ideas se plasman y analizan para crear tácticas plausibles, el plan entra en juego con una mayor probabilidad de éxito.

Si quieres hacer tu plan en redes sociales con un profesional y experto en social media, estoy aquí para ayudarte. Déjame tus comentarios o escríbeme para agendar una consultoría y conocer mejor tu proyecto.


¿Te gustó el contenido? Ayúdanos calificando

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

2 Comments

  • Avatar

    Rolando Delgado DávilaResponder

    Excelente post, me sirve de guía para programar mi contenido.

    • Avatar

      Irene CalcaneoResponder

      Hola Rolando 🙂 Muchísimas gracias por leer nuestro artículo. Esperamos que te sea útil. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu cuenta de correo no será publicada.