Landing page: la guía definitiva

Autor Páginas web Deja un comentarioModificado 8 de agosto del 2018
Landing page: la guía definitiva

Has dedicado mucho esfuerzo y recursos en publicidad en redes sociales e internet, has procurado que tus copys sean atractivos e ingeniosos, tus productos y servicios están a precios insuperables… y aún así la mayoría de quienes visitan tu landing page se van inmediatamente y sin haber comprado. ¿Qué quiere decir esto?

Que tu landing page es el eslabón débil.

Al no optimizar tu landing page, dejas ir a muchos clientes potenciales y tu dinero es desperdiciado.

Como una de las piezas clave en una estrategia de marketing online exitosa, es posible decir que es necesario tener landing pages con un formulario de suscripción efectivo, si quieres que tu negocio triunfe en el mundo online.

Qué es una landing page

Una landing page (página de aterrizaje en español) es una página web optimizada para que el usuario realice una acción. Esto se realiza generalmente mediante un formulario en el que los visitantes deben dejar sus datos y un botón que haga el llamado a la acción (Call to Action).

Sin embargo, el que una página web tenga un formulario no la hace inmediatamente una landing page. Por ejemplo, el que tu homepage tenga un botón o formulario, no la hace una landing page.

Una landing page debe existir sólo para convertir.

Digamos que quieres vender un producto. Una página web normal puede darte opciones para ver otros productos, conocer la marca, entretener con un video, etc. Pero una página web que exista sólo para venderte un producto en específico, tendrá más posibilidades de ser exitosa.

Regularmente, una landing page se crea para maximizar el ROI de los anuncios. Con la intención de generar la mayor cantidad de conversiones posibles.

Aquí yace la importancia de las landing pages.

Una landing page siempre debe tener un objetivo de marketing bien definido. Ya sea vender un producto o servicio, que los visitantes dejen sus datos en un formulario o se registren a un newsletter. Y todos los elementos de ella deben apuntar a la realización de dicho objetivo.

Normalmente, se llega a una landing page al dar clic en un texto o imagen promocional sobre un producto o un servicio, y ésta amplía la información. Por este motivo, se debe crear y optimizar una landing page única por cada producto o servicio que se ofrezca.

 

Beneficios de tener una landing page

Además de complacer a los usuarios, al encontrar lo que estaban buscando, una landing page puede traer muchos beneficios a tu empresa, como:

  • Un ROI más alto. Las landing pages están hechas para generar leads e incrementar las ventas. Con una landing page bien optimizada, es más fácil tener una tasa alta de conversión. Además, la arquitectura empleada en una landing page puede aplicarse a otras para diversos productos o servicios de tu marca, por lo que no tendrías que invertir tanto y, a su vez, incrementarían tus ganancias.
  • Obtener datos concretos. Por medio de una landing page, se pueden recoger datos específicos (como nombre, correo, sexo, edad) sobre el comportamiento de los usuarios. Gracias a esto, se pueden realizar análisis fiables sobre los resultados de tu campaña de marketing.
  • Destacar tus ofertas. El uso de landing pages permite destacar en cada una un producto o servicio de manera rápida y efectiva. Esto hace posible que las ofertas sean personalizadas y más atractivas para las personas.

Tipos de landing pages

No todas las páginas de aterrizaje son iguales ni sirven para lo mismo. Existen diferentes tipos de landing page, que varían según los objetivos que persiguen y los elementos que las conforman. Para simplificar la diferenciación de los tipos de landing page, podemos definir dos grandes categorías de landing pages principales: orgánicas y de conversión.

Infografía en que se mencionan cuántos tipos de landing page existen

Landing pages orgánicas

Estas landing pages son creadas cuando no se puede controlar de manera exacta el espacio al que va a acceder el usuario. Están diseñadas para atraer tráfico y convertir los visitantes en suscriptores, para que luego esos leads puedan pasar a ser clientes.

Estas páginas de aterrizaje suelen encontrarse dentro de la web principal, pero se caracterizan por abordar un tema, producto o servicio en específico. Se distinguen dos tipos de landing pages orgánicas:

1. Homepage. Es el tipo de landing page menos efectivo que hay. El problema de las homepage landing page es que son la portada de muchos elementos, por lo que si los usuarios que llegan buscando algo específico, éstos tendrán que realizar otra búsqueda, lo cual es poco probable que suceda.

Imagen de una landing page tipo homepage

2. Página de producto. Es esta página se muestra toda la información de un producto o servicio concreto. Este tipo de páginas de aterrizaje suelen ser usadas por tiendas online, con el objetivo de aumentar la confianza del consumidor, para motivar al visitante a comprar sus productos, ofreciéndoles la información necesaria para convencerlos.

La información debe estar bien distribuida para evitar cansar al usuario. Para hacerla más llamativa, se utilizan imágenes, videos e infografías que hagan más visual, clara y atractiva la experiencia.

Captura de pantalla de una landing page tipo página de producto

Ojo: es importante recalcar que, en el sentido estricto de la palabra, una página de producto no es una landing page. Esto, debido a que suelen ser páginas dentro del sitio web principal de una empresa. Y, a pesar de tener CTA (y a veces formularios), cuentan con múltiples links que distraen al lector. Sin embargo, he decidido dejar esta información para enriquecer tus conocimientos del tema, ya que algunos autores sí consideran las páginas de producto como landing page.

Y si lo que quieres es crear una página de producto, los consejos en este artículo te ayudarán, aunque no sea una página de aterrizaje. Así que, sin más que agregar, continuemos.

Landing pages de conversión

Este tipo de landing pages se crea con el ánimo de aumentar las conversiones. Se emplean habitualmente en los servicios de publicidad digital, como Pago Por Clic (PPC), display o afiliados.

1. Micrositios. Son como una página web ordinaria, pero a menor escala y con url propio. Generalmente, tienen un Call to Action y toda la información necesaria para que el usuario dé clic en el botón. Suelen tener menú de navegación, pero muy reducido. Es decir, contienen sólo las mínimas opciones necesarias.

Suelen usarse en grandes campañas de marketing para promocionar, por ejemplo, un evento, el lanzamiento de un libro, el estreno de una película, etc.

Screenshot de una landing page tipo micrositio

2. Independientes. Son páginas únicas, que no cuentan con ningún tipo de navegación. Los usuarios suelen llegar a éstas al dar clic en anuncios, desde donde son redirigidos. Para incrementar la tasa de conversión en las campañas PPC, se deben generar múltiples landing pages independientes, cada una relacionada con un anuncio concreto.

Ejemplo de una landing page independiente

3. Click through. Son landing pages muy sencillas, en las que predomina un botón de llamada a la acción, que no va acompañado de ningún formulario. Contienen además una breve descripción que tienta a pulsar el botón, generalmente, para redirigir a los usuarios a otros espacios donde pueden encontrar más información. Se trata de landing pages intermedias, que captan tráfico y lo llevan a otras landings, que están enfocadas a conversiones puras, tales como realizar una compra.

Representación visual de una landing page tipo click through

4. Generación de leads. El objetivo de estas landing pages es captar información de los visitantes. Para esto, se utilizan formularios en los que se piden datos al usuario, a cambio de algún tipo de incentivo, como material descargable, ebooks, cupones, muestras gratis de tu producto o servicio, etc.

Una vez que se han conseguido conseguido los datos y el correo de esos clientes potenciales, podrás analizar esa información para llevar a cabo acciones de marketing segmentadas según las preferencias de tus usuarios.

Ejemplo visual de una landing page de generación de leads

5. Infomerciales. En estas landing pages se muestra información amplia y detallada sobre un producto o servicio específico. A lo largo de la página se incluyen formularios destinados a la conversión, que sirven también como descansos entre las diferentes secciones de la información.

Imagen de ejemplo de una landing page de tipo infomercial

6. Virales. Son landing pages que emplean la publicidad viral para aumentar su alcance. Tienen contenido interesante, principalmente videos o juegos que despierten el interés de los usuarios, con el propósito de que lo compartan en sus redes sociales.

Pantallazo de una landing page viral

Objetivos de una landing page

En la web hay una gran cantidad de landing pages. Muchas de ellas son realmente atractivas, pero no logran convencerte a dar clic en el CTA, ¿por qué?

Además, del diseño, son muchos los aspectos que definen a una landing page. Y uno de esos aspectos es el objetivo por el cual ésta fue creada. Quizá tú no eras el público objetivo al que quería llegar o no contenía la acción que querías tomar.

Por eso, vamos a ver los diversos objetivos por los que se pueden crear las páginas de aterrizaje:

  1. Dar clic. Cuando el objetivo es convencer al visitante de hacer clic a través de una página distinta. Suelen emplearse en embudos de conversión de comercio electrónico. En estos casos, normalmente se describe la oferta para incitar al usuario a tomar la decisión de comprar.
  2. Generar leads. El propósito es capturar los datos de los usuarios, y usarla para darles seguimiento, hacerles llegar ofertas y conectar con ellos en momentos posteriores a la visita.
  3. Usar un producto o servicio. Las landing page con este objetivo promueven la compra y adquisición de bienes. Lo hacen mediante imágenes, información y un llamado a la acción que guía al usuario para que use un determinado producto o servicio.

Estos tres objetivos podrían resumirse en uno solo,  que de una u otra forma es el objetivo central de todas las landing pages: conversiones.

Optimización de una landing page

Las landing pages son componentes clave en las campañas de marketing online. Por eso, debes aprovechar al máximo de estas herramientas y asegurarte de que estás haciendo el mejor uso posible de tu tiempo, esfuerzo y dinero.

Si quieres lograr que tus landing pages tengan un alto índice de conversión, sigue estos tips:

  1. Elimina la navegación y links externos que distraigan al usuario.
  2. Usa un titular conciso y llamativo, que deje en claro el contenido de la landing page.
  3. Usa imágenes y videos atractivos que llamen la atención. El material gráfico debe apoyar a tu texto y generar emociones positivas en los usuarios, e incitarlos a dar clic en el botón de CTA.
  4. Deshazte del texto innecesario. Las personas escanean, no leen. Reparte lo más importante en listas con viñetas.
  5. Mantén el mensaje consistente. No uses información clickbait y trata de que la oferta que hiciste en el titular sea presente y se expanda a lo largo de tu landing page. Haz que el usuario sienta desde el inicio que llegó a la página que buscaba.
  6. Procura que tu Call to Action resalte del resto de la página, usando colores y palabras que resuenen con tu público objetivo.
  7. Muestra citas testimoniales. El leer lo que otros piensan de tu empresa y/o producto, incrementará la confianza del visitante.
  8. Deja los elementos más importantes arriba, que sean visibles sin tener que hacer scroll en la página.
  9. No satures de elementos tu landing page. Haz buen uso del espacio negativo y coloca sólo lo esencial, esto minimizará la confusión y facilitará la lectura.
  10. Coloca inbound links en otros sitios, para atraer a más usuarios a tu landing page.
  11. Incluye métricas sociales. Mostrar la cantidad de likes, shares, seguidores, etc. da una prueba de la aceptación que tu producto/servicio ha tenido. Esto genera confianza y te ayudará a incrementar el número de conversiones.
  12. Haz que la interfaz de redes sociales sea fácil de usar, para quienes quieran compartir el contenido de tu landing page con otros.
  13. Emplea los tags correctos en el código fuente de tu página de aterrizaje.
  14. Usa un meta description conciso y que resulte fascinante para el lector.
  15. Realiza tests A/B para asegurar que el layout de tu landing page sea el óptimo, para asegurar un mayor número de conversiones.

Landing Page Optimization vs. Search Engine Optimization

Mucha gente aún no sabe la diferencia y mezcla la optimización de landing pages (Landing Page Optimization o LPO) y el Search Engine Optimization (Optimización para Motores de Búsqueda o SEO).

Pero no te confundas:

En términos simples, el SEO es la optimización para incrementar el volumen y calidad del tráfico que llega a tu sitio web, a través de los motores de búsqueda. Esto es, su objetivo es que más personas visiten tu página. Por otro lado, el objetivo del Landing Page Optimization es que las personas actúen de la forma deseada al visitar tu landing page.

SEO en landing pages

Es posible que, después de leer lo anterior, esto pueda sonar algo confuso, pero sigue conmigo. Es cierto que la mayoría de páginas de aterrizaje viven por poco tiempo y dependen de campañas Pay Per Click y links externos. En estos casos, el SEO no es un elemento importante.

Pero si tu landing page está destinada a una vida útil larga, el SEO es un factor decisivo para asegurar su éxito y el triunfo de tu modelo de negocios.

Para hacer buen uso del SEO, debes comenzar a pensar que las landing pages no son entidades completamente separadas del resto de las páginas en internet. Esto significa que, si tu landing page está activa por mucho tiempo, puede llegar a aparecer orgánicamente en buscadores. Para que esto sea posible, estos consejos te pueden ser útiles:

  • Coloca los titulares como texto. Sacrifica un poco de impacto visual. Coloca el titular de tu landing page en un H1. Lo que pierdes en la primera impresión lo ganas con creces al emplear palabras clave que ayuden a incrementar el tráfico.
  • Produce un HTML puro optimizado. Al no tener navegación ni elementos extra, el código de tu landing page debe ser limpio, concentrado en lo esencial y optimizado.
  • Haz una oferta que no podrán rechazar. Casi todas las landing pages longevas son creadas con el propósito de generar leads. Si éste es tu caso, la mejor manera de tener éxito es ofrecer algo muy atractivo y que tu buyer persona quiera o necesite. Un eBook, un cupón, una prueba gratis pueden ser de gran ayuda.
  • Usa las palabras clave de tu campaña PPC. Procura que el contenido de tu landing page sea lo más parecido al copy y al título del link de tu campaña de AdWords. Esto hará que Google le atribuya a mayor relevancia y Quality Score a tu página de aterrizaje. Además, esto hará que disminuyan los costos para las palabras clave de tu campaña PPC.

Anatomía de una landing page ideal

Una landing page ideal debe estar compuesta por elementos bien definidos, diseñados específicamente con la intención de cumplir con el objetivo propuesto. Ahora, vamos a ver cuáles son estos elementos clave que una landing page perfecta debe tener:

Infografía en que se explica la anatomía de una landing page ideal

El título

El título es lo primero que verá el usuario al entrar en tu landing page. Debe ser llamativo y dejar claro el beneficio que la persona obtendrá de lo que se ofrece. Así mismo, debe invitar al visitante a que continúe leyendo. También se puede complementar al título con subtítulos, frases o textos cortos que hagan mención de alguna de las ventajas de lo que se ofrece en tu landing page, para asegurar la atención del visitante y que éste realice la acción.

Características de un título ideal en una landing page

Para que destaque, el título debe tener espacio alrededor, para que “respire” y se aparte del resto del contenido. Para diferenciarse de la demás información, debe tener un tamaño mayor e, incluso, puede tener un color diferente. Considera utilizar una tipografía apropiada para titulares, también llamadas de display; éstas suelen ser creadas con el propósito de maximizar la legibilidad a grandes puntajes.

Además, no olvides que las palabras claves utilizadas en el SEO deben estar presentes en el título de tu landing page.

Ejemplo de un buen título en una landing page

En el ejemplo anterior podemos ver un ejemplo de un buen título en una landing page. “¿Quieres más suscriptores de email?”, es breve, contundente e intrigante. Invita a continuar leyendo, y se complementa a la perfección con el Call to Action, que es la promesa de encontrar ahí mismo la respuesta.

Por otro lado, debajo tenemos un ejemplo de un mal título en una landing page:

Ejemplo de un mal título en una landing page

Este título sigue la misma premisa que el anterior, con unas cuantas diferencias sustanciales. En primer lugar, es muy largo. El título del primer ejemplo contenía 4 palabras; éste, 17, la diferencia es abismal.

Segundo, el número de sujetos. “¿(Tú) quieres más suscriptores de email?”, sólo involucra dos sujetos: tú y tu objetivo. En enlace es claro. En el último ejemplo podemos encontrar muchos más sujetos: tú (implícito), jugo, captación de leads, AdWords y Social Ads. Si bien la oración es entendible, el tener que procesar tantos elementos hace que la frase pierda fuerza.

Además, es una pregunta negativa. La respuesta a la primera pregunta es sí: ¿quieres más suscriptores? ¡Por supuesto! Las emociones positivas nos alientan a seguir adelante y continuar leyendo. Caso contrario al mal título: ¿Ya no sabes cómo sacarle jugo? La respuesta es no. Claro que quieres saber y por eso probablemente seguirás leyendo, pero no tendrás ese empujón de energía positiva.

La imagen vendedora

No basta sólo con mencionar el producto o servicio que ofreces, debes mostrarlo. La imagen debe hacer deseable tu oferta. El cliente debe tener claro cómo se vería usando el producto que vendes o visualizarse disfrutando del servicio que brindas.

La imagen como punto clave en la anatomía de una landing page

Pero una imagen no sólo debe mostrar el producto o servicio, sino el beneficio que éste le traerá al usuario. Quien quiere comprar un televisor no busca un televisor por lo que es, sino por lo que éste representa: la diversión, el entretenimiento que puede obtener con él; la oportunidad de distraerse, de ver sus películas y series favoritas. El producto es sólo el medio, debes vender la experiencia.

Una imagen atractiva y de calidad aumentará considerablemente las ganas del usuario de adquirir el producto o servicio. Como nota adicional, diversos estudios han demostrado que las fotos con personas son más efectivas para lograr conversiones. Además, las fotos de productos que pueden rotadas 360°, son más llamativas y ayudan a aumentar en gran medida las conversiones.

Ejemplo de una foto de producto como imagen vendedora en una landing page

El formulario: la fórmula ganadora

El formulario es uno de los elementos más importantes dentro de una landing page. El objetivo del formulario es conseguir los datos de contacto de los usuarios, con la finalidad de convertirlos en leads.

El formulario como elemento indispensable en una landing page perfecta

Esto permitirá seguir en contacto con el usuario. Por ejemplo, si tu objetivo es vender y el usuario no está listo para comprar pero está interesado, puede dejar sus datos para que se le mantenga al tanto de las ofertas.

Un formulario ideal debe ser fácil de entender a primera vista, con instrucciones claras y concisas. Por regla general, los formularios con menos campos son los que obtienen un mayor número de conversiones, ya que toman menos tiempo y no abruman al usuario con demasiadas preguntas.

Pero ojo, los campos deben pedir datos valiosos, ya que una falta de las preguntas adecuadas puede resultar en una información pobre, lo cual dificulta el ciclo de venta. Por ello, debes pedir estrictamente la información mínima requerida para asegurar futuras interacciones con el usuario.

Recuerda que, con los datos iniciales, podrás contactar a las personas más adelante. Por lo que tendrás más oportunidades para solicitar alguna información adicional.

Ejemplo de un formulario en una landing page

El Call to Action o llamada a la acción

El Call to Action o CTA (llamada a la acción, en español), es un botón o enlace, cuyo objetivo es lograr que el visitante realice una acción en tu landing page. La llamada a la acción es indispensable para convertir tus visitantes en clientes, aumentar tus ventas y conectar con más personas.

El Call to Action o llamada a la acción es un elemento fundamental en una página de aterrizaje

¿Cómo hacer un Call to Action ideal? Estos consejos pueden ayudarte a hacer tus CTA más atractivos y aumentar el número de clics en tus landing pages:

Destaca. Tu botón de CTA debe atraer la mirada de los visitantes, para que estos den clic. Para lograrlo, debe tener un diseño claro, con un color que contraste, pero que mantenga coherencia con tu página. Últimamente, la combinación contrastante de moda es un botón de llamada a la acción naranja sobre un fondo azul. Pero lo más recomendable es experimentar con colores que estén más en línea con tu marca y lo que ofreces.

Ejemplo de un buen color para destacar un call to action en una landing page

Da en el blanco. Tu botón de Call to Action debe tener un copy atractivo, sencillo, claro y llamativo que inspire al visitante a realizar la acción. Debes usar palabras cortas y precisas, verbos que inciten a la acción. Palabras como: “compra”, “descarga”, “suscríbete”, son algunos ejemplos que podrían servirte.

También se recomienda usar el verbo de tu Call to Action en el título de tu landing page, para reforzar la acción que quieres que el usuario realice y hacer claro el objetivo de tu página desde el principio.

Ejemplo de un call to action con un copy atractivo en una landing page

A la vista, baby. Según KISSmetrics, la ubicación de tu botón dependerá del nivel de complejidad de tu oferta. Si tu producto/servicio es simple, el usuario no necesitará pensar mucho, por lo que el CTA en la parte superior de la página sería lo más adecuado. Si es más complejo, un llamado a la acción en la parte inferior convendría más, cuando ya han leído suficiente como para estar convencidos, sin que se sientan obligados a comprar cuando apenas están entrando a tu página.

Ejemplo de una llamada a la acción en la parte superior de una página de aterrizaje

Ejemplo de una landing page con el call to action en la parte inferior

En dispositivos móviles, se suelen tener más conversiones si el botón se encuentra en la parte inferior, al contrario de quienes navegan en computadoras, donde son más efectivos los Call to Action en la parte superior.

Lo importante es que entiendas a tu audiencia y sepas qué les llama más la atención y colocar tu CTA donde más convenga.

También existen lugares comunes, como mantener tu Call to Action fijo en la cabecera. Así, estará presente en todo momento y será lo primero que vea el usuario al entrar.

Ejemplo de una landing page con un call to action siempre visible en la cabecera

Otra práctica común es colocar el formulario con el CTA en el sidebar. El usuario está acostumbrado a encontrarlos ahí y no es un lugar intrusivo.

Landing page con un call to action en el sidebar

Uno de los lugares en que mejor funcionan, es en las páginas de gracias. Luego de que el usuario deje sus datos para alguna suscripción, puedes hacerle una segunda oferta, más directa y personal.

Call to action en una página de agradecimiento

Finalmente, otro lugar común aunque no muy recomendable, es colocar tu Call to Action en un popup. Esto es riesgoso, pues los popup suelen considerarse intrusivos y molestos. Pero puede ser efectivo. Todo dependerá de tu audiencia, el diseño del popup y de la calidad de tu oferta.

Ejemplo de un call to action en un mensaje popup

Ojo: como buena práctica, los popups no suelen usarse en las páginas de aterrizaje, sino como llamadas a la acción en las páginas de un sitio web. Sin embargo, he decidido mencionarlo, ya que nada impide que alguna landing page pueda tener popups.

Los números venden. Muestra al usuario exactamente lo que conseguirá. Cuántos ejemplares del producto, cuántos días de tour, con cuánto porcentaje de descuento, etc.

Uso de números en un call to action

Ofrece una probadita. Como en las primeras citas, no debes apresurarte. Muchas veces, los clientes no quieren comprar inmediatamente, y se verán más atraídos a realizar la conversión si tu Call to Action permite a tus clientes conocer tu marca, producto o servicio antes de invertir en él. Para esto, puedes intentar con CTA como: “prueba el producto gratis por 30 días”, “suscríbete a nuestro newsletter”, etc. Una vez que hayas seducido a tu prospecto, entonces ofréceles comprar el producto.

A pesar de todo, lo más importante es que pruebes y experimentes, pedir feedback a tus usuarios y hacer pruebas, para ver cómo hacer más atractiva tu llamada a la acción antes de lanzar tu landing page.

Ejemplo de un call to action en una landing page que ofrece una prueba gratis

La información

Lo más probable es que lo que tú vendas, alguien más lo venda también. Esto quiere decir que necesitas distinguir tu producto o servicio de la competencia. Para esto, se requiere destacar los beneficios de lo que ofreces.

La información o contenido es una pieza vital en la anatomía de una landing page

Para hacer esto efectivamente, primero debes entender a la audiencia a la cual quieres llegar, para poder crear contenido que se conecte emocionalmente con tus clientes potenciales.

Si escribes algo general en espera de que todos se identifiquen, no resonará con nadie. Un buen consejo es exponer los beneficios de lo que ofreces, no sus funcionalidades. Volviendo al ejemplo del televisor, pocos se asombrarán si enumeras la cantidad de colores que es capaz de emitir una pantalla; en vez de eso, los anunciantes suelen exponer cómo se ven mejores las escenas de acción, los colores de las flores, los tonos de piel, etc.

Para exponer esta información, se consideran tres tipos de contenido, dependiendo de la naturaleza de tu oferta y tu landing page:

  1. Contenido largo. Este tipo de contenido es necesario si la naturaleza del producto o servicio es compleja, para resaltar los múltiples beneficios que ofrece. Así como si el precio es muy elevado, para justificar su adquisición. En estos casos, lo ideal es organizar la información a manera de lista en orden descendente, con los puntos más relevantes arriba.
  2. Contenido corto. Se emplea cuando el producto o servicio es llamativo por sí mismo o sus características son ampliamente conocidas, por lo que no es necesaria una larga explicación. Normalmente, los compradores que llegan a este tipo de landing page conocen lo que buscan y no necesitan la información para tomar la decisión de adquirirlo.
  3. Contenido multimedia. Este tipo de contenido se usa para explicar las ventajas del producto o servicio de una manera más llamativa, ya sea con videos o imágenes.

Ejemplo de información o contenido en una landing page

Segunda oportunidad

La segunda llamada a la acción te ayuda a capturar leads que aún no están listos para comprar.

Un ejemplo de segunda oportunidad son los botones de social media, como Facebook y Twitter. Esto ayudará a que los visitantes interesados sigan la pista de tu marca, por lo que será más fácil hacerles llegar información que les prepare para comprar en un futuro.

La segunda oportunidad de llamada a la acción es el último elemento imprescindible en la anatomía de una landing page ideal

La segunda oportunidad suele colocarse al final de la página, o incluso como botones flotantes a los costados. Otros lugares en los que podrías colocar una segunda oportunidad son las páginas de confirmación y de agradecimiento, una vez que se ha realizado la conversión en tu landing page.

Ejemplo de botones de redes sociales como segunda oportunidad de llamado a la acción en una landing page

Técnicas de redacción de landing pages

El éxito de una landing page consiste en lograr que los usuarios den clic en el botón. Pero, ¿cómo convencerlos? Con una redacción atractiva y eficaz.

El copy o texto es lo que pone el sazón en lo que queremos vender. Da valor a lo que ofrecemos y da toda la información necesaria al usuario para que tome una decisión a conciencia.

Claro, existen otros elementos importantes también, como el material audiovisual, la arquitectura de la página, entre otros. Pero el copy es tu arma principal. Y para saber usarla correctamente, también debes tomar en cuenta que cuando escribas, lo harás para dos tipos de clientes: tu target y Google. Así que debes escribir pensando en las necesidades y exigencias de ambos.

Para ayudarte con esto, puedes seguir los siguientes consejos:

Técnicas de redacción para Google

  • Usa tu palabra clave. En todo sitio web, pero sobre todo en una landing page, es importante escribir para SEO. Así que no olvides optimizar tu landing page y usa tu palabra clave lo más que puedas, de manera orgánica, claro.
  • Cantidad o calidad? Ambos. A Google le gusta indexar contenido, que tiene que ser de calidad, además bien redactado y estructurado. Pero para Google cuanto más contenido, mejor. Así que al escribir tu copy profundiza en el tema, investiga, explica detalladamente las características de tu producto o servicio, o detalla los pasos a seguir en un tutorial.
  • Usa varios formatos. Google da más valor a las páginas que contienen contenidos en diferentes formatos, como texto, imágenes, videos, etc. Así que complementa tu información con galerías de imágenes, videos explicativos o infografía, sé creativo.

Técnicas de redacción para tu target

  • A lo que vas. Normalmente, las personas no tienen paciencia. No están dispuestas a leer un artículo muy largo o ver un video por más de dos minutos. Así que al entrar en tu landing page, tu copy debe ser breve, conciso y con un estilo directo y persuasivo. Si los convences al inicio, estarán más dispuestos a realizar la acción de tu CTA o continuar leyendo.
  • Incita a la acción. Usa eslóganes o frases que inciten a la acción en tu texto, no sólo en el botón del formulario. Es fundamental que el usuario sepa desde el inicio qué acción es la que se espera que realice. Y el copy debe ayudar a persuadirlo a tomar dicha acción.
  • Escribe para la eternidad. Siempre que puedas, usa referencias temporales absolutas. Si escribes que tu producto es la tendencia esta temporada o mencionas algo que se dio a conocer “la semana pasada”, perderá la referencia y relevancia si tu landing page es leída unos meses después. Lo mejor es utilizar un estilo de escritura atemporal.
  • Estructura tu información. Organiza la información en listas, apartados y secciones. Esto hará que tu landing page sea más fácil y rápida de leer. Además de que será más comprensible y menos cansada para el lector.
  • Identifica un problema y resuélvelo. Para convencer a los usuarios, una técnica efectiva es la de identificar un problema o situación, en la que se requiera el producto o servicio que ofrece. Luego, agita el problema: muestra un punto negativo de no contar con tu producto o servicio. Finalmente, resuelve el problema y llama a la acción: menciona cómo lo que ofreces es la respuesta y haz un llamado a adquirirlo.

Por ejemplo: ¿Necesitas volar rápida y cómodamente? (el problema); en otras aerolíneas los vuelos se retrasan y no te dejan subir mucho equipaje (agitando el problema). Vuela con nosotros, es más rápido y puedes llevar más maletas (solución).

Buenas prácticas en landing pages

  • Un objetivo para dominarlos a todos. Crea una landing page enfocada y clara, con un único objetivo. Con call-to-action muy específicos que transmitan un mensaje acorde con el objetivo, que no confundan a los usuarios ni los saturen con opciones.
  • Directo al grano. El título de tu landing page debe ser claro, directo y explicar al usuario de la manera más rápida qué es lo que puede hacer/conseguir en la página.
  • Amor a primera vista. Debe incluir una imagen que ilustre al usuario qué se le está ofreciendo, sin que éste tenga que leer el texto para tener una idea del objetivo de la landing page.
  • ¿Qué hace ese botón? El botón de acción de tu landing page debe ser llamativo y claro. Y debe incitar al usuario a realizar una acción específica, como comprar, descargar o suscribirse.
  • El perico, en cualquier dispositivo es verde. Tu landing page debe verse correctamente y funcionar bien desde cualquier dispositivo y en cualquier tamaño de pantalla.
  • Que alguien me explique. Tu landing page debe explicar los motivos por los que el usuario debe rellenar el formulario. Y las razones deben ser claras y convincentes.
  • Sé breve. Muchas veces, la gente empieza a rellenar un formulario pero abandona el sitio antes de realizar la acción deseada por una razón: el formulario es demasiado largo. Sé conciso para no cansar a tus clientes.
  • Minimiza los puntos de fuga. Tu landing page debe estar enfocada únicamente en la oferta y la conversión de leads. Por lo que debes eliminar de ella todo aquello que represente un punto de fuga. Esto significa que debes prescindir de elementos como el menú de navegación y enlaces externos, para mejorar el ratio de conversión.
  • No seas invasivo. En muchos casos, las personas no llenan un formulario porque sienten desconfianza. Pedir demasiados datos, así como información personal o confidencial, puede resultar contraproducente. No pierdas la confianza de tus usuarios, pide sólo la información que realmente requieras y no hagas preguntas invasivas.
  • Toma su información, paga lo que debes. Ofrece a los usuarios recompensas por rellenar el formulario con sus datos. Éstos pueden ser ebooks, plantillas, guías, tutoriales, artículos, consultas, etc.
  • Lo que siembras… ¿es lo que el usuario cosecha? El envío del formulario debe llevar al usuario a una página de agradecimiento que le permita asegurarse que ha realizado la acción correctamente, para evitar confusión y desconfianza. Por otro lado, debes asegurarte que las personas que rellenen el formulario realmente reciban lo que esperaban a cambio. No querrás que los usuarios se sientan estafados y no quieran volver a tu sitio.
  • Sé honesto. Sobre todo, el contenido de tu landing page debe ser verídico. Debe describir con claridad la oferta que se le hace al usuario, así como las condiciones que le son impuestas al adquirirla. Por ello, en caso de contar con un formulario, éste deberá incluir un check de aceptación de los términos legales.
  • Realiza split tests. Los split tests o tests A/B son la manera más sencilla y eficaz para mejorar la tasa de conversión de una landing page. Estas pruebas son usadas para comparar dos versiones diferentes de una misma página de aterrizaje para determinar cuál convierte más. Puedes hacer cambios en sólo un elemento, para ver cuál resulta más efectivo, o hacer tests multivariados. Es decir, cambiar diversos elementos en tu landing page y ver qué combinación es más atractiva para tus usuarios.

Herramientas para crear tus landing pages

Luego de hablar tanto sobre landing pages, te preguntarás: ¿cómo puedo hacer mis propias landing pages? Pues no busques más. A continuación te dejo una serie de plataformas especialmente hechas para marketinianos. Con las cuales podrás crear páginas de aterrizaje completamente funcionales, estéticas y sin necesidad de saber programar.

Instapage

Screenshot de la página de inicio de Instapage: herramienta para crear landing pages

Instapage es de las mejores herramientas que hay para crear landing pages. Con más de 200 plantillas (tanto gratuitas como premium) y muchas funciones con las que podrás aumentar tus tasas de conversión en cuestión de unos cuántos clics.

Cuenta con herramientas avanzadas, como su propio visualizador de mapas de calor, con el que puedes analizar los movimientos de mouse, clics y profundidad de scroll sin tener que recurrir a programas o aplicaciones de terceros. También podrás realizar pruebas A/B y agilizar la construcción de tus páginas de aterrizaje con sus herramientas de colaboración en tiempo real.

Además, es la única plataforma de creación de landing pages creada para el stack de tecnología de Google. Por lo que podrás integrar Instapage con Google Analytics y AdWords de una forma muy sencilla. Esto te permitirá transferir la información a tu sistema de automatización de marketing o sistema CRM (Customer Relationship Management).

Por si esto fuera poco, es muy fácil de integrar con WordPress. Por lo que, si tu web está construida en WordPress, puedes añadir las landing pages creadas en Instapage sin problemas

Si aún no te has decidido, Instapage cuenta con una versión gratuita. Así podrás probar la herramienta y decidir si te conviene o no, sin compromisos.

Unbounce

Captura de pantalla de la homepage de Unbounce

Unbounce es la competencia directa de Instapage. Te permite crear landing pages desde cero o emplear las plantillas con las que cuenta. Es una herramienta con muchas funcionalidades. Permite realizar cosas avanzadas, como reemplazo dinámico de texto y se dice que trabaja los tests A/B mejor que Instapage, aunque sus planes son más caros.

Con Unbounce, también podrás realizar popups y sticky bars inteligentes, con los cuales podrás incrementar tus conversiones, para aprovechar al máximo tu presupuesto.

Su interfaz drag & drop permite crear landing pages de manera rápida y 100% adaptables a móviles, sin necesidad de saber usar código. Además, Unbounce se integra fácilmente con WordPress con sólo instalar un plugin, entre otras decenas de herramientas, como Hubspot, Salesforce, Mailchimp, y más.

Sin duda, Unbounce es una plataforma muy completa, a la cual le puedes sacar mucho jugo con todas las opciones y herramientas de las que dispone.

Leadpages

Pantallazo de la página principal e Leadpages

Leadpages cuenta con más de 130 plantillas gratis, compatibles con móviles, clasificadas de acuerdo con la tasa de conversión de cada una.

Con una interfaz drag & drop muy fácil de usar, Leadpages te permite crear formularios de opt-ins (formularios de inscripción, también conocidos como leadboxes, que se muestran cada vez que un usuario entra a tu página. Estas leadboxes funcionan como pop ups y pueden ayudarte a incrementar tu base de correos. Además, con Leadpages también podrás crear y dar seguimiento a los anuncios de Facebook de tus landing pages.

Plugins de WordPress para landing pages

Una de las herramientas más populares para la creación de sitios web es WordPress. Pero, ¿y si te dijera que también puedes crear landing pages desde WordPress?

Esto es posible gracias a los plugins. WordPress cuenta con un gran catálogo de éstos, pero para crear tu landing page te recomiendo los siguientes:

Thrive Themes

Thrive Themes: plugin de WordPress para crear landing pages

Thrive Themes cuenta con temas y plugins hechos específicamente para maximizar las conversiones. Los temas están diseñados para cargar rápido y son responsivos.

Además, cada tema de Thrive Themes cuenta con una plantilla de landing page. Estas plantillas remueven los elementos de navegación, links, sidebars, el footer y widgets que puedan distraer a los visitantes.

Además, Thrive Themes cuenta con su propio editor visual, plugins para hacer listas de mailing, realizar tests A/B y muchas otras herramientas más.

WordPress Landing Pages

WordPress Landing Pages, plugin para hacer páginas de aterrizaje

WordPress Landing Pages funciona como un plugin independiente. Pero puedes usarlo codo a codo con WordPress Calls to Action y WordPress Leads. Esto permite crear un robusto sistema de generación de leads para tu negocio.

Este plugin cuenta con plantillas para crear landing pages, así como herramientas para monitorear las tasas de conversión, hacer tests A/B o split tests multivariados, de una manera muy rápida e intuitiva.

¡Haz tu propia landing page!

Ahora ya conoces los elementos que debe llevar una página de aterrizaje y las mejores herramientas para crearlas. Así que llegó la hora de que crees tu propia landing page.

¿Qué te pareció esta guía definitiva sobre landing pages? Si te gustó, ¡compártela!

Hasta la próxima ☺

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

Deja un comentario

Tu cuenta de correo no será publicada.