Qué es un copy [Cómo mejora la estrategia de tu empresa + Tips]

¿Qué es un copy y cómo mejora la estrategia de tu empresa?

En el marketing o publicidad suele aparecer una palabra con múltiples interpretaciones: copy. Algunos usan esta palabra como el diminutivo o reducción de copywriting o para llamar también al especialista que practica esta actividad: el copywriter. Decimos: “Hay que hacer un trabajo copy aquí” o “busquemos un copy para este artículo” ¿Pero que es un copy exactamente?

Es cierto: las palabras son de quienes las usamos. Es decir, su significado depende en muchos casos de cómo las empleamos y en el contexto en que las decimos. Pero, ¿un copy es sólo la reducción de copywriting o copywriter? No, desde luego. Aquí te aclararé todo sobre este término, la utilidad que tiene para tu empresa, los tipos que existen y cómo lograr el copy perfecto. 🙂 ¡Comencemos!

 

Qué es un copy: definición

Diferenciemos primero los tres términos. Seré muy concreta: el copywriting es la actividad o disciplina de concebir, diseñar y crear textos publicitarios; copywriter es la persona especializada en dicha disciplina, y el copy es en sí mismo el texto, mensaje o alocución que esa persona elabora. Más claro imposible.

Pero, ¿un copy es sólo un conjunto de palabras que pueden leerse en papel o en la pantalla de un Smartphone o computadora? No, definitivamente.

Te explico: un copy es el texto que se escribe para captar clientes no sólo en soportes impresos o digitales, sino que también es el texto que lee un locutor en un estudio de grabación, o el que interpreta un actor en un comercial para televisión.

¿Qué es un copy entonces? Veamos:

Un copy es una unidad de significado comercial que tiene como objetivo comunicar la intención de venta de un producto o servicio y que puede ser expuesto en soportes impresos, digitales, audiovisuales, sonoros o en multimedia.

 

Para qué sirve el copy a tu empresa

Las grandes empresas contratan servicios de marketing de contenidos que incluyen estos mensajes por una sencilla razón: el ingenio de vender. Pero, ¿qué ocurre con las empresas pequeñas o los emprendimientos de reciente creación?

Hay dos opciones: asignar un presupuesto para servicios de copywriting o aprender sobre técnicas de redacción de copys. ¿Cualquiera puede hacerlo? Lo recomendable siempre será contratar a un copywriter, pero en caso de que sea imposible, lo ideal es aprender a elaborarlos.

Su importancia radica en la capacidad que tiene el texto para captar la atención de clientes potenciales, mejorar las ventas y obtener un mejor retorno de la inversión.

Un buen mensaje copy se conecta no sólo con la intención de compra de un cliente, sino que apunta directamente hacia su necesidad, gustos o preferencias. Intenta además, activar la emotividad del cliente para que se genere el impulso de comprar.

Está comprobado: si tus mensajes publicitarios son fríos, aburridos, poco atractivos o si nada tienen que ver con tu público meta, entonces tus ventas disminuirán y tu negocio correrá el riesgo de naufragio.

Su poder es generoso: sirve para acercar clientes o vender productos o servicios a través de tus redes sociales, páginas web o canales multimedia, pero también para posicionar tu marca, empresa o emprendimiento según tu nicho de mercado.

 

5 tips para lograr el copy perfecto

5 tips para lograr el copy ideal

Repito, cualquiera que tenga un poco de ingenio, una buena redacción y la urgencia de vender, puede crear mensajes copy con óptimos resultados. Aquí te comparto 5 claves que son en todo caso, las sugerencias más recomendadas.

 

1. Conoce el producto y la audiencia

Es difícil y poco ventajoso dedicarse a crear algo si no lo conoces. Para elaborar un buen copy es esencial saber sobre el producto o servicio que vas a promocionar y el público meta, es decir, la audiencia donde el copy llegará en última instancia.

Si el producto es una tablet para niños, debes conocer a fondo la tablet. Si es para niños, ¿el copy estará redactado en un lenguaje infantil? No necesariamente, deberá apuntar al corazón de la madre y el padre, quienes son los que comprarán el producto. A eso me refiero 🙂

Necesitamos saber para quién está destinada nuestra campaña: edad, sexo, condición socioeconómica, preferencias y necesidades de consumo, capacidad de pago, ubicación, etc. El copy debe responder a estas características. Nunca a la inversa.

 

2. Estilo claro y persuasivo

Lo que no puedes vender con 10 palabras no podrás venderlo con 50. Esto es una ley en el lenguaje publicitario: la brevedad. Sin embargo hay tipos que necesitan más palabras y una mayor extensión. Los textos copy para webs o blogs, por ejemplo, no requieren de 10 palabras, sino de un mayor desarrollo.

En cualquiera de los casos, la clave está en el estilo claro, conciso y persuasivo que capte la atención de los clientes. Sin adornos, sin ripios ni información irrelevante. La concentración y síntesis generan mensajes copys efectivos. Hay que ayudar al cliente a procesar con rapidez la información. No aburrirlos o dejar que se nos escapen.

 

3. El poder de la acción

De nada sirve explicar en qué consiste un determinado tipo de producto o servicio, si en el copy no estimulas la decisión de comprar del cliente. Persuádelo a la acción, exprésale con naturalidad y sin imposiciones lo que debe hacer. Si no lo haces leerá, mirará o escuchará tu mensaje desde una posición pasiva y lo perderás al instante.

Para esto, existen palabras clave relacionadas a lo que en marketing llamamos Call to Action. Algunos ejemplos de estas palabras son los siguientes: compra ya, suscríbete, llámanos, ubícanos para mayor información, deja tu correo, hazlo ahora, pruébalo gratis, busca un amigo y disfruta del 30% de descuento, etc.

Palabra Sale en neón

 

4. Sé honesto y no exageres

El público meta, las audiencias o la enorme masa de clientes potenciales no es ingenua. Jamás la subestimes. Aunque los clientes nunca hayan leído sobre teoría publicitaria y mucho menos sobre copy, en el fondo saben que solo tienen el interés de vender.

Si exageras, promocionas demasiado y de una manera asfixiante tu producto o servicio; si además de esto mientes y reseñas un producto con cualidades que no posee, entonces en lugar de ganar clientes lo más seguro es que termines por perderlos. La naturalidad es vital aquí. Así como la honestidad. Sé fiel a tu producto y tendrás clientes fieles.

 

5. Cuestiones de forma

¿Qué ocurre si de pronto lees un anuncio con horrores de ortografía? ¿Qué hacemos cuando miramos un anuncio y el tipo de letra tanto como el diseño que lo acompaña termina por asesinar el mensaje? La respuesta es obvia: jamás compraremos ese producto.

Diremos, “esta no es una empresa seria, y si no es seria, entonces el producto es malo”. Así de simple. ¿Qué hacer entonces? Evitar bajo toda circunstancia que nuestro mensaje y el diseño compitan a muerte y se destruyan entre sí.

Busca tipos de letra legibles, con serif para textos largos y sin serif para textos cortos, y sobre todo procura que el diseño apoye el mensaje. No que lo aniquile.

 

Logra grandes resultados

Hasta aquí te he contado lo más importante. Se trata de una herramienta poderosa que determinará el éxito de tus ventas y la proyección de tus productos o servicios. Jamás desestimes esto: todo lo que vendas o promociones debe estar dotado de alma, emoción e ingenio. Como tus clientes.

¿Qué otras sugerencias tienes para escribir un copy perfecto? 🙂 ¡Déjanos tu respuesta en los comentarios!


¿Te gustó el contenido? Ayúdanos calificando

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu cuenta de correo no será publicada.